Make your own free website on Tripod.com

13 de octubre

pionerismo
Home
Manada
Unidad
Caminantes
Dirigentes
mi uniforme
Juegos
pionerismo
orientacion
Eventos
Contactanos

OBJETIVO

Levantando construcciones de fortuna, los scouts desarrollan el ingenio y la habilidad manual. Aprenden a disfrutar mejor de la naturaleza, construyendo con los materiales que la misma de forma inmediata le proporciona, los elementos necesarios para hacer mas agradable la acampada.

La confianza de ser autosuficiente de salir adelante con solo la inteligencia y las propias manos, proporciona al niño/a o al joven, una seguridad en si mismo/a de importante valor educativo

Ilustracion de Mario Palta., scoutbp

Antes de nada debemos recordar, que una persona que de verdad ama y proteje a la naturaleza, jamás hace daño a un árbol vivo. Nuestra materia prima la constituye fundamentalmente ramas secas y maleza que se encuentra abandonada por el bosque. Podéis pedirle a algún maderero o leñador, que os deje las ramas superfluas que a él no le interesan y que seguramente os las cederá.Con esto, un poco de cuerda, las herramientas apropiadas, y vuestro ingenio, haréis verdaderas maravillas.

 

El amarre paralelo, ya te explicaremos como se haceEl amarre puede confundirse con el nudo, pero la diferencia es muy importante. El amarre no pretende unir dos cuerdas o una cuerda con otro objeto (esas eran las finalidades del nudo). La finalidad del amarre es unir dos objetos como por ejemplo troncos. Los amarres son muy utilizados para las construcciones de campamento, gracias a los amarres podemos evitar el uso de puntas (pues las puntas son más peligrosas, más contaminante).

Amarre cuadrado

Se utiliza para unir dos maderos, que, por las fuerzas que soportan tenderán a deslizarse uno del otro. Una vez presentados los maderos en su posición definitiva, se hace firme el cabo en uno de ellos, por medio de uno llano o de una vuelta de dos cotes.

Amarre Diagonal

Para unir dos piezas de madera que, por los esfuerzos a que se verán sometidas, tenderán a separarse. Se inicia colocando ambos maderos por el centro de la cruz, con un llano, si pueden presentarse juntas. En otro caso es mejor comenzar con Dos Cotes pues así se puede ir azocando desde el primer momento. Luego se continúa dando otras dos vueltas por el mismo lugar, antes de cambiar su sentido. Ahora se dan otras tres vueltas por los otros ángulos del cruce y es el momento de iniciar las vueltas de freno, antes de terminar con un llano efectuando con el cabo sobrante y el chicote inicial que se dejó al efecto.

Amarre Redondo

Una vez presentadas las piezas, se toma el cabo y se extiende con un seno, algo más largo que la longitud que pensemos dar al amarre en sí. Hecho esto, se pasa el firme sobre el chicote y se sigue envolviendo y azocando. Cuando se han dado las vueltas que se consideran suficientes, se pasa el chicote por el extremo del seno, que ahora asomará a modo de gaza, de forma que se introduzca dicha gaza y parte del firme bajo las vueltas del amarre. Sin azocar demasiado para no deformar el amarre se unen ambos chicotes por encima con un llano.

Amarre Paralelo

Es muy similar al redondo, pero se ponen unas cuñas para separar ambas piezas. Estas cuñas no son siempre necesarias ya que a veces las propias rugosidades y nudos de las piezas dejan suficiente hueco. El amarre se efectuará siguiendo las pautas del redondo hasta introducir parte del firme bajo las vueltas del amarre. Hecho ésto, se introduce el cabo sobrante entre ambas piezas y se dan dos o tres vueltas de freno azocando mucho, para terminar uniendo los chicotes con un llano.

Amarre de Trípode

Se utiliza, como el nombre indica, para hacer trípodes, cuando las patas de éstos van a poderse hundir parcialmente en el terreno. Se inicia teniendo en el suelo las tres patas, dos separadas y la tercera paralela, pero en sentido contrario y entre las dos primeras. Hecho ésto, se anuda un chicote del cebo en una de las patas exteriores y sin azocar, se tejen tres vueltas, para terminar haciendo firme el otro chicote en la misma pata inicial con la vuelta apropiada. Al elevar la cabeza del trípode, la pata central se abate, retorciendo el cabo, y quedando muy seguro el amarre una vez que las patas se afirman al terreno.

 

Instalaciones para la parcela de Patrulla

Las

Pórticos

Mesa y bancos

Mesa y bancos terminada

 

Mochileros y estantes

Cocina

Vivaks y sombrajos

El hacha el cuchillo y la sierra

El hacha, el cuchillo y la sierra son tres grandes amigos de todo scout. El saber usarlos se convierte así en un diario requisito cuando salimos de campamento y excursión. Cada uno debe tener su propia funda, debe mantenerse seco para evitar su oxidación y mantenerse afilado, Un cuchillo que no está afilado puede ser muy peligroso, pues al embotarse el filo y estarse usando puede atascarse y hacernos perder el control, hiriendonos nosotros mismos o a otra persona. Nunca debe golpearse un cuchillo contra una piedra pues maltrataríamos el filo, debemos procurar no enterrarlo, pues puede haber una piedra oculta y también porque la humedad lo maltrata. Por todo esto nunca debemos prestárselo a una persona que no sepa como usarlo. quien además puede tener un accvidente, derivado de la torpeza de su manejo.

Cuando cortemos con un cuchillo o un hacha la regla general es cortar "hacia afuera", nunca dirigiendo el filo hacia nosotros o hacia otra persona pues podría escapársenos y suceder una desgracia. Por lo mismo nunca daremos el cuchillo, cuando se lo pasemos a otra persona "alentándolo" y cuando lo pasemos de mano en mano nosotros tomaremos la hoja, con el filo hacia arriba y nuestra mano debajo, dejando el mango libre para que lo tome la otra persona. Cuando no lo estemos usando no lo dejaremos clavado sino en su funda.

Cuando cortemos leña con un hacha tengamos la precaución de poner leños gruesos debajo de hacha o mejor aún, cortaremos sobre un toc6n de un tronco cortado o sobre un tronco caído, evitando así que el filo del hacha golpee sobre piedras, malográndose. Debemos asimismo dirigir los golpes del hacha lateralmente o hacia abajo, pero nunca hacia nosotros ni hacia otras personas. Debe verificarse que cuando alguien este usando un hacha, los demás se encuentren alejados.

Cuando se trabaje con un hacha o un cuchillo debe verificarse que tanto la hoja del cuchillo como la cabeza del hacha estén firmemente sujetas al mango respectivo y nunca dejarlos en el suelo, alguien podría pisar sobre el filo con los pies descalzos.

Cuando lleves un hacha sin su funda, tómala del mango, la más cerca a la cabeza y boca abajo.

 

Afilando un cuchillo, Para afilar un cuchillo límalo primero con una lima fina, quitándole las asperezas y muescas si las tuviera, hazlo en el sentido del filo (¡mucho cuidado!. Luego asiento el filo apoyando la hoja sobre la piedra de afilar, o piedra de asentar. Apoya la hoja del cuchillo firmemente sobre la hoja, con los dedos y deslígala con un movimiento circular sobre la misma.Fíjate que la hoja debe de estar ligeramente inclinada, y casi horizontalmente, siguiendo el contorno del filo del cuchillo.

Afilando el hacha.. Para afilar el hacha clava una estaca sobre el piso en forma vertical y apoya la cabeza del hacha sobre esta, firmemente. Ahora límala, con la lima delgada siguiendo el contornó del filo y luego toma la piedra de afilar (o piedra de asentar) con la mano y hazla, girar sobre el filo del hacha en forma circular. Te repito: ten mucho cuidado. Para afilar el machete el procedimiento es similar al de afilar un cuchillo excepto si la piedra es muy pequeña, en este caso lo harás como cuando se afila un hacha.

 

LAS TÉCNICAS DE ACAMPADA

Con el término campismo, nos referimos, a las técnicas de acampada que debemos conocer para que nuestras actividades en la naturaleza, tengan éxito. La mejor forma de aprender estas técnicas es la experiencia. La primera vez que vamos de acampada con nuestro Grupo Scout, o con los amigos, nos daremos cuenta, de lo importante que es saber hacer bien la mochila o como montar correctamente la tienda de campaña.

LA MOCHILA

Lo importante es la forma en que hagamos la mochila. Dependiendo de la actividad, su duración, etc. será aconsejable un tipo u otro de mochila, ya que en el mercado disponemos de una gran variedad de marcas, formas y precios.

Si queremos la mochila para ir una tarde al bosque con los amigos, tendremos suficiente con una sencilla de unos 35 litros de capacidad como máximo.
Si por el contrario, pensamos pasar un fin de semana fuera, debemos contar con una mochila de unos 60 litros de capacidad, y si lo que pretendemos es un campamento de quince días, es aconsejable una mochila de 70-80 litros.

ESCOGIENDO MOCHILA

No hay una regla general de la mochila adecuada, debemos escoger la que mejor se adapte a nosotros y a nuestros objetivos.
-Tiene que ser lo más cómoda posible. El almohadillado de las correas, espalda (y cintura en las más grandes) debe ser de calidad. Algunos modelos tienen un diseño que permiten una gran ventilación para la espalda y la regulación de su altura, esto último es muy confortable. Debe incorporar correas de carga para el pecho y la cintura.
-Resistente al desgaste y a la abrasión.
-Ligera. Algunas llevan armazón, no son muy aptas para excursiones de un día por que incrementan el peso 1 o 2 kg, en cambio el armazón es ideal para estabilizar la carga e incluso es recomendable para salidas de más de un día y cuando llevamos ya un considerable peso porque descarga parte en la cadera aligerando los hombros.
-La capacidad dependerá del uso y de los días de marcha. Normalmente la capacidad de las mochilas viene denominada en litros, siendo las de 30 litros, como antes indicamos, las mas recomendables para pequeñas excursiones de un día.
Las de 30 a 55 litros son las mas extendidas, son las utilizadas para salidas de 1-4 días. Finalmente las de 60 litros o más se usan para campamentos, expediciones y salidas de varios días.
-Si es impermeable mejor que mejor.
-Cuantas menos cosas llevemos colgando de la mochila menos nos molestarán en la marcha.
-No está de más una cremallera en la parte inferior para poder acceder más rapido a los objetos del fondo.


¿COMO HACER LA MOCHILA?

Es muy recomendable hacer una lista antes de organizar la mochila. Guiándote por la lista, vas buscando todo el material, y organizándolo encima de la cama a la vez que lo vamos anotando. Asegúrate de tener todo antes de meter las cosas en la mochila y evitarás sorpresas.

Para colocar las cosas, debemos recordar que la mochila es una "bolsa de bolsas"; todo lo que pongamos dentro de la mochila debe ir metido en bolsas de forma agrupada, de esta forma evitaremos que se nos mezcle la ropa sucia con la limpia, o los elementos de cocina, etc. y además encontraremos mucho mejor las cosas.

Para meter las bolsas en la mochila debemos usar un criterio de uso; aquello que vayamos a utilizar primero, lo pondremos en la parte superior o a mano (debes recordar que algunas disponen de cremallera en la parte inferior).

Debemos aprovechar el espacio al máximo, los huecos libres inutilizan hasta un 30 % de nuestra mochila. Debemos compactarlo al máximo (excepto cosas frágiles). En los bolsillos laterales podemos poner las cosas que usemos habitualmente: bolsa de aseo, cubiertos, elementos de cocina, etc.

Mientras hacemos la mochila, debemos ir repartiendo uniformemente el peso, sobre todo si tenemos andar con ella muchos kilómetros, es necesario evitar que el peso mayor se sitúe en la parte superior y es conveniente que la espalda apoye correctamente sobre la mochila.

Debemos cuidar meticulosamente no cargar demasiado, es decir elegir muy bien el material que vamos a necesitar para no cargar inútilmente con cosas innecesarias.

LA ROPA:
Escoger ropas ligeras, aislantes y transpirables para afrontar condiciones extremas de temperatura. En determinados casos y dependiendo de la ruta será necesario también que sean bastante resistentes al desgaste y la abrasión.

Hay que tener en cuenta que lo que nos mantiene "calientes" es la capacidad de generar o retener calor por nuestro cuerpo al realizar un ejercicio, sintetizar los alimentos, o la cualidad de una prenda de retener la temperatura correcta. Y a su vez, lo que nos mantiene "frescos" es la capacidad de mantener la temperatura idónea a la sombra de un abrigo natural o artificial como una piedra un árbol o una prenda transpirable.

La filosofía de las tres capas:
Una de las reglas fundamentales a la hora de vestirnos para la montaña (y al aire libre) es seguir el denominado "sistema de capas". Consiste en utilizar la ropa como si de "capas de cebolla" se tratase.
La ventaja que tiene es que podemos quitarnos y ponernos prendas según se comporte el tiempo o nuestro estado físico; si hay o no precipitación de nieve o agua, niebla, sale el sol o se oculta, calor producido por el ejercicio, sudoración, escalofríos, etc... de esta manera se consigue gran ahorro energético para nuestro cuerpo, mayor transpiración y comodidad.

1. La primera capa es la que se encuentra en contacto con nuestra piel.
Debe evacuar perfectamente el sudor y la humedad, ser permeable al aire y agradable al tacto además de antialérgica.
Se tiene que poder lavar fácilmente.
Si queremos también puede retener algo el calor (ropa interior térmica).
Cumpliendo estas condiciones nos encontraremos secos (o al menos bastante secos) y cómodos.


2. La segunda capa es la que mantendrá nuestro cuerpo caliente, es decir, se encargará de retener lo más que pueda el calor generado por nuestro cuerpo.
No hay ninguna prenda más caliente que otra, esto es un error. Solo hay prendas que retienen mejor el calor.
Para que se produzca esto que mejor que impedir el paso de la humedad, y el frío y permitir el paso de nuestra transpiración.
El rey indiscutible es el forro polar; pesa poco, ocupa poco volumen, consta de grosores variables según la tarea a realizar y el frío, es repelente al agua, tiene una magnífica evacuación del vapor de agua por función micro capilar, seca rápido...

Otra opción es llevar una prenda rellena de fibras sintéticas especiales con estas cualidades.
En caso de mucho frío o frío extremo (sin mucha humedad) lo mejor es una prenda rellena de plumón.

3. La tercera capa es la exterior y la que va a encontrarse "luchando contra los elementos". Entre sus cualidades debe contar con:
-Impermeabilidad al viento y al agua.
-Capacidad para poder transpirar.
-Resistencia mecánica; fibras resistentes especiales, refuerzos...
-Flexibilidad; debemos poder movernos con cierta soltura.
-Hidrófugo; esto hace que el agua resbale o se quede momentáneamente en forma de gotitas. No es una capacidad de la prenda ni del tejido, es una impregnación repelente al agua que se le da al exterior. Algunas veces vienen las prendas de fábrica con esta cualidad, aunque siempre podemos comprar algún producto hidrorepelente para aplicarlo si la prenda no lo tiene o ya se le ha retirado por el uso.

Calzado:
Es quizás la prenda más importante, si nuestros pies no están cómodos no iremos muy lejos.

En la montaña es muy importante tener el tobillo muy bien sujeto debido a lo desigual del terreno, por lo que el calzado debe ser tipo bota.
A lo largo de la jornada los músculos se van resintiendo y cansando, esto hace que las articulaciones se encuentren en tensión, y el tobillo se encuentra sometido a gran presión por lo que puede acabar torciéndose en alguna mala pisada. Con una bota de caña media-alta mitigaremos esa tensión al tener una sujeción complementaria, además de ofrecer protección ante una torcedura.

Las suelas deberán ser gruesas, anti-deslizantes (las Vibram
® son las mejores), y con un dibujo de tacos bien marcado.
Según el uso que le vayamos a dar encontraremos botas más o menos características:

Trekking-senderismo:
-Suela flexible
-Forro muy transpirable, con varios respiraderos.
-Caña baja-media
-Con o sin membrana

Montañismo general (media montaña):
-Suela flexible o algo rígida
-Forro grueso o medianamente transpirable
-Caña media-alta
-Con o sin membrana

Nieve (alta montaña):
-Suela rígida
-Forro grueso
-Caña media-alta
-Con membrana

Hielo o expedición:
-Suela rígida
-Cubierta rígida articulada en el tobillo fabricada con las ultimas aleaciones. En algunos casos forro interior térmico
-Caña alta

Evitar uno de los errores más comunes; el estrenar el calzado en una salida.
Esto puede provocar un gran sufrimiento e incomodidad a nuestros pies produciéndonos rozaduras y heridas.
Lo mejor es "domarlas" unos cuantos días antes con paseos o salidas cada vez mas largas.

Unos cuantos consejos a la hora de ir a comprar las botas:
-Probarte ambas botas.
-Con la bota desabrochada y el pie totalmente hacia adelante, el hueco con la parte
posterior de la bota debe ser suficiente para que un dedo de la mano entre por detrás del
talón.
-Con la bota abrochada, los dedos del pie deben poder moverse con cierta holgura dentro.
-Sacando la plantilla y poniéndola en el suelo, poner el pie encima de forma que el talón esté justo en su posición; por delante la plantilla debe sobresalir un centímetro.
-Con ambas botas puestas y bien abrochadas, camina lo que puedas y da unos pequeños bote

EL SACO DE DORMIR

Algo imprescindible en cualquier acampada es el saco de dormir, ya  que la calidad del sueño es una de las cosas que más hay que cuidar. Cuando compremos un saco hay que fijarse en características como su capacidad térmica, el peso, las dimensiones o su composición. Existen sacos de pluma, de muy buena calidad e imbatibles al frío y también sintéticos de relleno suave, aislantes al frío y lavables. En cuanto a la temperatura, los sacos especifican los grados bajo cero que son capaces de soportar. Para pasar la noche de la mejor manera posible, es recomendable que el saco esté seco y que conserves calor antes de meterte en él. Un truco es cenar algo caliente y beber en cantidad puesto que el frío aumenta con la deshidratación.

Para conservar tu saco en condiciones óptimas y, siempre que tengas algún lugar en casa, lo mejor es que lo guardes estirado y sólo lo metas en la funda cuando tengas que salir de acampada.

Además del saco en sí, también resulta muy útil el llevar un aislante o colchoneta. Los suelos de las zonas de acampadas pueden darle una sorpresa desagradable a nuestras articulaciones y músculos cuando despertemos. Con el aislante beneficiaremos a nuestro descanso y estaremos mucho mejor físicamente para enfrentarnos a otra jornada mochila a cuestas.

 

 

LA TIENDA DE CAMPAÑA

Es fundamental para las acampadas. Tenemos que ser cuidadosos con su elección, sabiendo de antemano el tipo indicado que nos conviene dependiendo de nuestros criterios. Los parámetros más importantes son los que se refieren a la calidad, al tamaño y a la facilidad de montaje. Uno de los aspectos que debemos valorar también es su ligereza a la hora de transportarla. A ser posible, se optará por adquirir una tienda de color claro o estampada en camuflaje ya que así se ahuyenta a los mosquitos y se evita el efecto invernadero. El mercado nos ofrece una variedad de tiendas de campaña muy amplia y son muchos los complementos que pueden ayudarnos a hacer de la acampada una actividad más confortable: ábsides para las mochilas, porche delantero, suelo integrado, materiales especiales, etc.

Elegir la tienda. Para marchas, acampadas y en general para mayoría de las actividades scouts, la tienda de campaña modelo "canadiense" era hasta hace poco tiempo la más utilizada. No obstante en los últimos años se ha puesto de moda la tienda modelo "igloo", que antes se hacía mucho mas cara, y cuya utilización era casi únicamente para la alta montaña.

Entre la tienda familiar tipo "chalet", grande y pesada, utilizada para las grandes acampadas de mucho tiempo de duración, y la frágil y ligera "igloo",  la tienda "canadiense" era y es, un término medio.

Como decíamos últimamente las tiendas "igloo" están arrebatando el carácter popular que antes tenían las "canadienses". La mayor ventaja de la "igloo" es su poco peso y en algunos casos la rapidez y comodidad del montaje, así como, no tener los molestos mástiles interiores ni el incómodo ábside.

Pero hay que tener mucho cuidado porque está apareciendo mucha tienda de campaña para consumo masivo, destinadas a novatos y desconocedores de las técnicas de acampada.

Este material suele ser tan asequible en el precio como malo en calidad. Algunas prácticamente son de usar y tirar, porque son tan malas que después de usarlas una vez, quedan tan destrozadas que hay que tirarlas.

Por todo ello es necesario fijarse muy bien en lo que se compra.

Antes de comenzar a montar la tienda debemos buscar un terreno apropiado.

En principio conviene evitar lugares húmedos y bajos, eludiendo sobre todo la cara norte de las montañas, los bosques espesos y las orillas de pantanos o grandes ríos.

Debe de buscarse un sitio resguardado del viento, buscando taludes y barreras de vegetación, pero evitando cauces de ríos o arroyos secos.

 

Es preferible un lugar cercano a un riachuelo o manantial y asentado en un terreno llano, a poder ser con una leve inclinación.

Conviene elegir el lugar con detenimiento y sobre todo a la luz del día, evitando las acampadas nocturnas.

El terreno preferentemente será seco y compacto, carente de hierbas altas o arbustos. Evitar la arena o la piedra, las piquetas siempre deben de quedar bien clavadas, en la arena se soltarían al primer golpe de viento, en la piedra se doblarían y no clavarían.

Vigilad que no acampéis cerca de hormigueros, avisperos, etc.

Limpiar  bien el lugar donde pondréis el suelo, de palos y cualquier objeto que lo pueda estropear o lo que es peor, estropear vuestra espalda.

Una vez escogido bien el terreno ya se puede empezar a montar la tienda.

Montaje de la tienda de campaña. Es conveniente montarla entre dos o tres personas.

Lo primero que haréis es estirar la tienda y colocar el suelo que aseguraréis con las piquetas colocando en primer lugar las cuatro laterales. La piqueta se colocará con suavidad, no perpendicularmente a la tierra, ya que se soltaría, sino haciendo un pequeño ángulo. Jamás clavéis una piqueta con el pié, lo más probable  será que se  doble  y se estropee,  si se atasca,  puede  ser debido a que tropezó con una pequeña piedra o raíz, movedla para intentar evitarla, si aún así no entra,  intentar clavarla en otro sitio.

A continuación colocaréis los mástiles.

Levantada la tienda procederéis a colocar las piquetas de los vientos, estos deben estirarse en el sentido de la costura e introducir la piqueta de forma correcta tal como ya se describió.

Para terminar instalaréis el doble techo siguiendo las recomendaciones antes señaladas para vientos y piquetas.

Es muy importante que el doble techo quede separado de la tienda. La cámara de aire que se forma, es una magnífica protección contra el agua de la lluvia y el calor del sol.

Si el doble techo toca la tienda, lo más probable será que si llueve, por ese lugar pierda la impermeabilidad y entre el agua.

Además el doble techo debe de quedar siempre liso, sin arrugas de ninguna clase, ya que estas pueden ocasionar también problemas de filtración de agua en caso de lluvia.

Consejos para caminar

Comenzar a andar y dejarse llevar, pero respetando el entorno.

A camino entre deporte, paseo y viaje, el senderismo es una de las actividades de ocio que mas adeptos gana en la actualidad, ya que combina el contacto con la naturaleza, junto a un ejercicio tan intenso como desee quien la practica.

En principio, el senderismo no exige una preparación excesiva, ni largos desplazamientos, ya que un recorrido por montes y bosques cercanos, es suficiente.

A medida que se mejora la experiencia y la resistencia física, se puede aumentar la longitud y la dificultad de las rutas.

Muchos coinciden en señalar que se trata de una práctica cada vez mas popular, pero que se realiza frecuentemente de forma indebida.

Quienes visitan esporádicamente las zonas propicias para el senderismo, no siempre se percatan de las agresiones a las que pueden someter a estos parajes naturales y olvidan uno de los principios básicos del senderismo: el respeto del medio ambiente.

Tipos de senderos

Se suelen distinguir cuatro tipos:

  * Senderos de Gran Recorrido (GR): de distancia superior a los 50 kilómetros, su señalización (en rocas y árboles), es blanca y roja. Aparecieron en Cataluña, hace casi 25 años, dado su proximidad con Francia, de donde proviene este proyecto.

  * Senderos de Pequeño Recorrido (PR): su distancia es de entre 10 y 50 kilómetros, y se señalizan en blanco y amarillo.

  * Senderos Locales: no superan los 10 kilómetros y se indican en blanco y verde.

  * Senderos Urbanos: circunscritos a un ámbito urbano, su señalización es amarilla y roja.

  * Otros: además de los citados, existen otros no señalizados, pero no menos interesantes, como pueden ser muchos de los que realizamos nosotros, basados en las zonas habituales  para realización de sus actividades, de los Grupos Scouts locales, con una experiencia de muchos años en estos ámbitos. Suelen tener un recorrido entre 10 y 20 kilómetros.

El calzado, básico

El elemento básico para el senderismo es el calzado. En principio cualquier calzado cómodo sirve, siempre y cuando esté  adaptado al pié, es decir haya sido ya usado. Nunca estrenar los zapatos con una caminata.

No obstante, considerando que en nuestra ruta encontraremos toda clase de terrenos, debeemos elegir un calzado mas apropiado.

La oferta del mercado es muy amplia, aunque deberemos optar por uno que se agarre bien al tobillo. En todo caso quien pretenda adquirir calzado apropiado para el senderismo lo mejor es que consulte antes con un experto.

La mochila también es importante, aunque para salida de un día o menores, no se precisa nada especial: algo de comida (fruta sobre todo), una gorra, un teléfono móvil, un botiquín básico, y según la época del año, una prenda de abrigo, gafas de sol y un impermeable. Por supuesto no hay que olvidar el agua. Si a lo largo del camino encontramos fuentes (ojo que sean de agua potable), aprovechar para llenar la cantimplora, nunca se sabe donde encontraremos otra.

 

Hábitos elementales

Algunos resultan decisivos para que el primer contacto con el senderismo nos deje un buen recuerdo y nos anime a repetir la experiencia.

Además de conocer por lo menos teóricamente la ruta, y estar bien equipado, hay que aprender a dosificarse.

Es necesario no abordar grandes caminatas, o cuestas muy pronunciadas, sin haber asentado el hábito de andar (cuesta arriba) durante varias horas.

En el senderismo es necesario no agotar las fuerzas y caminar relajado, por lo que no hay que frustarse si al principio las fuerzas flaquean, las piernas no responden, y las pendientes se eternizan.

Poco a poco se irá cogiendo experiencia. Tampoco hay que olvidar el calentamiento, antes y después de comenzar a andar hay que efectuar estiramientos para adecuar los músculos al esfuerzo.

 

Sortear los obstáculos

El senderismo no es un deporte extremo, pero requiere una técnica superior a la del mero caminar.

En primer lugar es necesario saber mantener la calma si se presenta alguna dificultad, para casos extremos el teléfono móvil nos será de gran utilidad. Asimismo es conveniente informar a la familia o amigos adonde nos dirigimos, y desde luego, cualquier incidente lo podremos superar mejor si caminamos siempre acompañados.

Para cruzar un río (si la corriente no entraña peligro y la profundidad no supera la rodilla), se avanza de piedra en piedra con un pié detrás de otro en un equilibrio dinámico. Al descender pendientes, hay que bajar mirando la pendiente y clavando los talones a cada paso, para guadar el equilibrio, para evitar caídas o el rodar incontroladamente.

Las subidas las debemosde tomar con calma, con pasos cortos y caminando en zig-zag. Es conveniente evitar las zonas de zarzas, arbustos y matorrales espesos, ya que salir de ellos puede resultar agotador e implicar que teminemos llenos de arañazos. Además en esas zonas es mas fácil perder la orientación.

Si nos desorientamos, no nos olvidemos de los puntos cardinarles: el sol sale por el Este, y se pone por el Oeste, y en el hemisferio norte, lo encontramos siempre haciendo su recorrido por el Sur. Al mediodía (hora solar) nos señala precisamente esa direción.

Los musgos en árboles los encontraremos hacia el norte (evitan el sol del mediodía)

Si cae la niebla (una de las mayores dificultades que presenta la montaña), hay que descender hasta encontrar un río y seguirlo, con seguridad que nos llevará a una población.

Si nos soprende una tormenta eléctrica, evitemos los lugares altos y los árboles aislados, es preferible desprenderse de los objetos de metal, buscar un descampado y agacharse,  para alejarse de los árboles.

Si cae la noche lo mejor es buscar un refugio entre los árboles y esperar hasta que amanezca.

 

Consejos para una buena caminata

   * Usa zapato cómodo, ni muy flojo ni apretado, ya usado.

   * Abrígate cuando te detengas, que no te coja el frío.

   * Bebe sufiente agua durante la marcha, pero no bebas sudando, enjuaga la boca nada más.

   * Mantén el ritmo, los cambios de ritmos cansan mucho más.

   * Recuerda: se sube con el corazón, se baja con las piernas.

   * Cuando subes cuestas pronunciadas, el esfuerzo mayor lo hace tu corazón, cuando las bajas, las rodillas y las puntas de los dedos de los pies, son lo que mas sufren.

   * Por carretera circula siempre atento a los cohces, en fila india y por la izquierda.

   * Cuando caminamos debemos evitar las bebidas carbónicas, lo mejor es una  bebida isotónica.

 

Senderismo respetuoso con la naturaleza.

   * No abandones ni entierres la basura. Deposítala en un punto de recogida.

   * Cuidado con el fuego. Enciende hogueras solamente en lugares habilitados para ello. Es preferible llevar la comida preparada.

   * Respeta y cuida las fuentes, rios y otros cursos de agua. No viertas en ellos jabón, detergente, productos contaminantes, ni rsiduos de ningún tipo.

   * No destroces el suelo cavando zanjas o agujeros alrededor de la tienda, estropean el terreno y sirven para muy poco.

   * No arranques flores, ramas, ni molestes a los animales.

   *Utiliza el vehículo a motor lo menos posible, úsalo para desplazarte por carretera y sólo lo imprescindible por pistas. El ruido es también una forma de contaminación. Evita hacer ruido con tu vehículo.

   * Cruza las tierras de labranza por los senderos y nunca pises el sembrado. Cierra portones, verjas y trancas que se encuentren por el campo para evitar el paso del ganado u otros aniamales.

Antes de nada, hay una cosa debemosde tener muy clara; si no somos médico o personal sanitario, ante un grave accidente o una situación de urgencia médica, en la mayoría de los casos nuestra actuación se va a limitar a: pedir ayuda, evitar en lo posible que la situación de las víctimas se agrave, y prepararlas para que puedan ser evacuadas inmediatamente cuando lleguen las asistencias, casi siempre en estas situaciones la rapidez de las actuaciones es primordial.

Pero no por ello os creáis que vuestra intervención no tiene importancia, todo lo contrario, una adecuada asistencia por quien preste los primeros auxilios, puede salvar muchas vidas, y en su caso, aminorar las consecuencias y secuelas que en el futuro y como resultado del accidente, le puedan quedar a la víctima.

El problema está en que al contrario, una inadecuada primera atención, puede causar la muerte, o dejar graves secuelas al accidentado. Y aquí podemos incurrir en responsabilidad, ya que todo aquél que causa un perjuicio a otro, debe responder por él, a no ser que pueda demostrar que el daño causado era inevitable, y si no somos médicos, lo vamos a tener muy difícil (a veces hasta los médicos lo tienen complicado). Por lo tanto hay que actuar con rapidez, pero también con precaución y con mucho sentido común, siendo conscientes de nuestras limitaciones.

Vamos a distinguir dos cosas:  por un lado la actuación ANTE UN ACCIDENTE,  suceso común de intervención del SOCORRISTA, y por otro lado, saber como dispensar los PRIMEROS AUXILIOS ante  PROBLEMAS de salud y accidentes que por ejemplo, se pueden producir durante un campamento o una salida al monte.

ACTUACIÓN ANTE UN ACCIDENTE

 

 PRIMEROS AUXILIOS

ACTUACIÓN ANTE UN ACCIDENTE

Es necesario actuar con dominio de la situación manteniendo la serenidad.

En primer lugar evaluar  la situación rápidamente, sin precipitarse. La actuación se puede dividir en tres pasos:

  • PROTEGER: (prevenir que el accidente se agrave). Retirar al accidentado del peligro, sin que peligre el propio rescatador.
  • ALERTAR: la persona que avisa debe expresarse con claridad y precisión. Decir desde donde llama e indicar exactamente el lugar del accidente y el número y situación de las víctimas.
  • SOCORRER: hacer una primera evaluación:
    • Comprobar si respirar o sangra.
    • Hablarle para ver si está consciente.
    • Tomar el pulso (mejor en la cariótida), si cree que el corazón no late.

En definitiva, la actuación del socorrista está orientada a:

  • Hacer frente a un riesgo inmediato y vital: (Ej.: parada respiratoria, cardíaca, hemorragia intensa...).
  • Evitar o disminuir el riesgo de complicaciones posteriores al accidente. (Ej.: parálisis por una manipulación inadecuada de una fractura de un miembro o de la columna vertebral).
  1. Comportese tranquilo y sereno;
  2. Coloque al afectado en posición cómoda;
  3. No levante a la persona sin que le hayan aplicado los primeros auxilios.
  4. No le ponga alcohol en ninguna parte del cuerpo;
  5. No darle líquidos.
  6. Prevenga el shock.
  7. Controle la hemorragia si la hay.
  8. Mantenga la respiracion del herido.
  9. Evite el pánico.
  10. Inspire confianza.
  11. Mucho sentido común.
  12. Siempre deberá darle prioridad a las lesiones que pongan en peligro la vida.
  13. No haga más de lo que sea necesario, hasta que llegue la ayuda profesional.

PARA TOMAR EL PULSO:

Se colocan dos dedos en las aterias de la muñeca o del cuello. Deben sentirse aproximadamente 60/80 latidos por minuto en adultos, 100/120, y 140 en recién nacidos.

PARA VERIFICAR LA RESPIRACIÓN:

  1. Acerque su oído a la naríz del lesionado, para oir y sentir el aliento.
  2. Acerque el dorso de su mano a la naríz para sentir el aliento.
  3. Si es posible, coloque su mano bajo el tórax para sentir el movimiento.
  4. Coloque un espejo cerca de la fosa nasal, para ver si se empeña.
  5. El número de respiraciones normales es de 15 a 20 por minuto.

  PARA VERIFICAR LOS REFLEJOS

  1. Golpee la córnea para ver si el párpado responde con un movimiento.
  2. Observe si la pupila se contrae al inducir un rayo de luz sobre ella.
  3. Pellizque o pinche la parte interna del brazo o pierna, la cual debe moverse como respuesta.

Volver al principio

PRIMEROS AUXILIOS

AHOGAMIENTO

Podemos encontrarnos desde la situación mas leve, como haber "tragado agua", con tos y malestar general, que no requieren mas atención que unas palmaditas en la espalda, para ayudarle a expectorar, hasta el ahogado que sacan del agua ya inconsciente, hay ciertos grados, pero pongámonos en lo peor.

Primero tendrás que asegurarte de que las vías respiratorias, al menos las altas, que son las que puedes ver, están permeables, es decir dejan pasar el aire, que no hay cuerpos extraños obstruyéndolas, o mucosidad, si hubiera algo, sacarlo, si no, y visto que no respira por sí solo, ayudarle, el único sistema efectivo sigue siendo el Boca a Boca, con la cabeza ladeada, para que el líquido que expulse, no se vuelva al pulmón.

ATRAGANTAMIENTO

Se produce un "atragantamiento" cuando algo  se nos queda atascado en la garganta, o mas abajo, pero además no por su conducto habitual al estómago, sino por el que va a los pulmones (la tráquea), con el inconveniente de que no suele dejar respirar, cosa bastante grave, por supuesto.

Habitualmente, bastará con dar unos golpecitos en la espalda, para estimular la tos y que se despejen las vías respiratorias. A veces el objeto se puede ver, y la tentación de meter los dedos para sacarlo suele ser la causante de que el cuerpo extraño se introduzca mas,  y ya no haya forma de sacarlo.

Cuando los golpecitos no bastan, la situación puede ser dramática,  pero se escapa de tus posibilidades.

Hay otra cosa que en ese caso se puede intentar: ponte detrás del afectado, cógelo por debajo de los brazos, juntando tus manos por delante, mas o menos tal como lo tienes cogido pueda irán a la altura del diafragma (separación entre tórax y abdomen), y súbelo hacia arriba de golpe, un tirón brusco hacia arriba..

Normalmente, el aumento de presión que producirás en el tórax, podrá liberar el conducto, haciendo que salga el cuerpo extraño . Es la "Maniobra de Heimlich".

CRISIS ASMÁTICAS

Una enfermedad bastante frecuente, es la que hace que los "Bronquios", reaccionen desmesuradamente a pequeñas agresiones que a otros no les afectan, pero en éste caso se cierran, y no dejan pasar el aire a los pulmones, asunto también bastante desagradable para el que lo padece, sobre todo, pero que te puede poner muy nervioso si le ocurre a alguno de tus chicos.

Normalmente, quien es asmático ya lo sabe y suele ir pertrechado con las medicinas necesarias para solucionar el tema.

No obstante, no estaría de mas incluir en el Botiquín de la Unidad, si es que tienes conocimiento de que alguno de los chavales sea asmático un frasco de inhalaciones; los mismos pacientes, o sus padres te informarán largamente sobre el tema, no te cortes en preguntarles (los nombres "Galénicos" de los fármacos mas utilizados son Salmeterol, Salbutamol), pero otras veces se necesitará un refuerzo con otro inhalador que lleve, además, algún Corticoide, antinflamatorio muy potente para dilatar bronquios

DIARREAS

 La colitis  (inflamación del Colon), origina deposiciones abundantes en cantidad y frecuencia, no infrecuentemente líquidas, o al menos pastosas, y de color variable.

Conviene constatarlas, porque alguno que otro se apuntará a la dieta de régimen si no le gusta el rancho de diario. Sus causas pueden ser múltiples, desde el atracón previo, o el frío en la tripa, a cuadros infecciosos o tóxicos.

En general, salvo inconvenientes que origine a alguna actividad, y puede ser realmente molesto, un episodio que no se prolongue mas de uno o dos días, no debe merecer mayor atención, en todo caso, una dieta de tipo astringente (arroz muy hervido, manzana rallada, dulce de membrillo...) soluciona la diarrea y salva el rancho no apetecible.

Ojo si el cuadro se prolonga, o varían substancialmente las características de las heces (color verdoso, aparición de moco o de sangre, incluso pus en la deposición...) porque puede estarnos indicando algo mas serio: como Salmonelosis, Brucelosis... u otras infecciones menos conocidas del aparato digestivo pueden representar un problema ya mayor; también las intoxicaciones, que además se suelen acompañar de vómitos. En este caso, trasladar al afectado al médico sin demora.  

DOLOR

El dolor no es una enfermedad, sino un síntoma, una señal de aviso de que algo no va bien. Su tipo, localización, frecuencia e intensidad, nos orientan sobre lo que está fallando.  

ABDOMEN

Posiblemente no sea nada, a lo mejor un Cólico hidroaéreo, una masa de gas en el intestino que se dilata y lo distiende, pero duele mucho, engaña al mas experto y hasta ha hecho pensar en infartos!. Dolor que suele ceder con reposo, algo de calor en el abdomen ¡¡ Ojo al calor en la tripa!! si hay un cuadro infeccioso, apendicitis, p.ej., y encima lo calentáis, es extremadamente contraproducente.

Si no cede por las buenas, consultar al médico. 

Deberéis fijaros en cómo y donde empieza el dolor, y como evoluciona o cambia:

· El cólico hidroaéreo empieza de forma menos brusca, con malestar, y va aumentando poco a poco, abarca a todo el abdomen, aunque se puede fijar en su parte superior y generalmente a la izquierda.

· El dolor de la diarrea suele ser justo anterior a la deposición, y en la parte baja.

· Y si empieza en la parte del estómago, y no se mueve, pero te dobla al chaval?

Posiblemente se trate de una gastritis, no es frecuente que los chicos vayan a tener una úlcera. Averigua si había estado tomando aspirina, u otro antinflamatorio. Prueba a solucionarlo con un Antiácido, pregunta en la farmacia.

· Y si empezando ahí, luego se te va a la parte de abajo a la derecha? El dolor en la fosa ilíaca derecha sobre todo si aumenta cuando aprietas con los dedos, y más aún cuando sueltas de forma brusca, tiene todas las apariencias de ser un apendicitis,. trasládalo a un centro sanitario sin mas, no pretendas quitar dolores (enmascararás el cuadro al médico que lo tenga que ver después) ni intentes darle nada (nada) por boca, primero porque vomitará, después, porque si han de operarlo, mas vale que tenga el estómago vacío.

Si el dolor aparece como consecuencia de un fuerte golpe, y no cede por las buenas en pocos minutos (ojo a los Lobatos... que pueden estar simulando para que les mimes un poco), habría que temer alguna lesión mas importante por dentro, EVACUALO,

Puede que el dolor empiece en la espalda, fuerte, y después "irradie" hacia delante, a genitales, un pequeño golpecito en la zona del riñón dolerá muchísimo, y a lo mejor hasta te cuenta escozor al orinar, o muy asustado, que orina sangre, posible- mente se trate de un cólico renal, puedes descargar la artillería, el tratamiento es combinado y es necesario llevarlo al médico.

Si no encuentras nada, a lo mejor solo es un tirón muscular.

CABEZA

Quizás el mas frecuente de todos, y de muchísimas causas: puede provenir de un exceso de sol en la cabeza, de fatiga de una marcha, de exceso de calor, de una indigestión, de un disgusto...

En general suelen ser benignos, y ceden con cualquier analgésico menor, del tipo  Aspirina (acido acetil salicílico) , hay muchos en las Farmacias y resulta fácil encontrar alguno.

Solo indicar un tipo especial de dolor de cabeza: la MIGRAÑA, bastante intenso, con fuerte rechazo a la luz, ruido... suele venir precedido de una especie de conocimiento de que te va a dar (aura)

MENSTRUALES (DISMENORREA):

La menstruación, puede ser muy dolorosa, sobre todo en los primeros ciclos.

Vuestra primera misión será de apoyo moral y emocional a las chicas que estén en ésta situación, y si es preciso, de educación a los chicos para que aprendan a respetar y a considerar como el fenómeno natural que es, este mal trago de sus compañeras.

En otro orden de cosas, aunque compresas y/o tampones se suelen considerar como elementos de higiene personal, siempre hay despistes, no está de mas una pequeña dotación en el Botiquín de la Unidad, para evitar complicaciones.

Excepcional sería una menstruación tan abundante que entre en consideración de hemorrágica. En ese caso, no queda mas remedio que trasladar a un centro sanitario.

MUELAS:

No es frecuente en los mas pequeños, pero aún así, puede afectarles.

La causa es siempre una caries e infección de la misma, a veces con la correspondiente inflamación (Flemón), e incluso a veces se pueden palpar ganglios en el cuello.

FIEBRE:

La fiebre no es una enfermedad por si misma, es un síntoma, la señal de que el organismo se está defendiendo de algo. Habitualmente, suele indicar un proceso infeccioso, pero son muchas las causas de la fiebre, y no procede aquí hacer un estudio intenso.

En todo caso recordad que es una señal de algo que habrá detrás, se manifieste o no.

Para bajar esa fiebre en caso de extrema urgencia, enfriar el cuerpo con agua fría, o con paños mojados en alcohol.

El FRÍO:

Sus efectos son muy variados, desde el mas simple catarro, que suele aparecer ya en casa, al cólico hidroaéreo, del que ya hemos hablado, pasando por los efectos que llamamos locales y generales, es decir, las congelaciones en partes dístales del cuerpo (acras), como manos, pies, narices, orejas... y los congelamientos, o síndromes de frigorización que afectan a todo el organismo.

Las congelaciones locales vienen mediadas tanto por el frío que haga, como por la humedad y las compresiones, es decir, unas medias mojadas por la nieve o el agua, o por el propio sudor, son un factor importante en la aparición de estas lesiones, o unas narices moqueantes, así como puños ajustados, medias que aprietan, botas mal ajustadas...

Pueden pasar desapercibidas en su inicio, pero al cabo de poco tiempo, duele lo suficiente como para avisar de que el daño ya está casi hecho, por eso es conveniente estar al tanto, fijarse en el equipo de nuestros chicos, y educarlos previamente.

Cuando la lesión aparece, además del dolor, aparece el entumecimiento de la parte afectada, la palidez, la mala perfusión: si apretáis un poco con la yema de un dedo, queda una marca mas blanquecina, normalmente desaparece enseguida, aquí no, tarda y bastante en desaparecer.

El tratamiento pasa por secar , cambiar la ropa, y calentar despacio la zona afectada, no aconsejamos los masajes, menos aún los bruscos, por el riesgo de que se desprendan trombos que se pueden ir a otros órganos más importantes y la única forma de evitarlo no está a vuestro alcance.

La forma mas habitual de calentar, es meter la parte lesionada en lugar caliente, a temperatura corporal: un bolsillo, propio o de otro, las ingles son lugar muy socorrido, simplemente, soplar sobre la zona (el aire que salga de nuestro cuerpo siempre estará mas caliente).

No está de más el calentamiento general del cuerpo, con bebidas calientes, NUNCA ALCOHOL, producirá una dilatación de las venas debajo de la piel, y se perderá mas calor.

La congelación general, es problema más serio, es una Hipotermia generalizada que llega a producir parada cardiaca y respiratoria con fracaso orgánico general.

Suele ser consecuencia de defectos de nutrición en zona fría y húmeda, de permanencia excesiva a baja temperatura ( dormir con un mal saco), de ropa inadecuada a la actividad, e incluso de una caída de las defensas "morales", tras un agotamiento o un imprevisto en el monte.

Por supuesto, la primera medida es la prevención, educando en hábitos alimenticios, material, conocimiento de los muchachos y de su capacidad de esfuerzo...

Conocimiento de la zona y estudio de la actividad a realizar, sus riesgos y sus salidas de emergencia, así como suspenderla decididamente si el riesgo es grande.

Una vez que se produce, os encontraréis con una fatiga grande, negativismo al esfuerzo, contracturas musculares, somnolencia... Aquí no encontrareis dolor. Bajo ningún concepto debéis dejar solo al afectado, ni permitirle parar, salvo que la lesión sea suficientemente intensa como para que sea materialmente imposible ya moverse.

Debéis procurarle calor, no de forma brusca; en el saco, si es preciso, con otra persona metida dentro para hacer de estufa; líquidos abundantes, templados o algo calientes, NUNCA ALCOHOL, azúcar (la leche condensada es idónea, sin diluir) con café, la ASPIRINA, evitar el viento. Y es de EVACUACIÓN OBLIGADA, buscar ayuda!

GOLPES

Este va a ser seguramente, el problema mas frecuente que tengáis que atender.

Vamos a tratar de distinguirlos según se os presenten:

CABEZA

Abarcan desde el simple "chichón", contusión leve con hematoma y/o edema (inflamación) que duele algo, pero se pasa con agua fría, o en todo caso una pomada antinflamatoria (preguntar al farmacéutico).

Las que producen herida, de las que ya hablaremos, y las fuertes contusiones, con o sin pérdida de consciencia.

Ojo, que en todo caso, cualquier traumatismo craneal, suele llevar aparejado el encefálico, y éste, como no lo veis, puede dar sustos. Todo Traumatismo Cráneo-Encefálico (T.C.E.) precisa observación al menos durante 24-48 horas, controlando el nivel de consciencia, y si aparecieran somnolencia, náuseas, vómitos, alteraciones de la fuerza, más si no son simétricas, indicarían una lesión mas grave, que no podéis tratar, sólo debéis EVACUAR con carácter de MÁXIMA URGENCIA a un Centro hospitalario.

FRACTURAS

Si la fuerza y la dirección de un golpe son adecuadas, el hueso se rompe, pero también una tracción suficiente puede arrancar un fragmento de hueso donde se inserta un tendón.

Las fracturas son lesiones del hueso, que pueden quedarse dentro, o salir al exterior, son las fracturas abiertas o cerradas, las primeras de mayor gravedad.

En toda fractura encontraréis dolor, impotencia funcional y posiblemente desviación.

Tened cuidado, porque alrededor de hueso van arterias, venas y nervios, y una manipulación inadecuada podría lesionarlos aumentando la gravedad del cuadro. Ante la duda, mas vale pensar lo peor, y hacer lo único que se puede: INMOVILIZAR.

Las abiertas añaden la complicación de la herida, llamativa porque se ve el hueso saliendo.

Tampoco es para perder la calma, se trata la hemorragia, y se cubre la herida con un apósito con desinfectante (BETADINE, o FURACIN), se inmoviliza y se traslada a un centro sanitario..

Jamás intentéis reducir vosotros la fractura.

En todos estos casos os encontraréis el hematoma, el derrame de sangre producido por el hueso, y puede ser importante.

Hay que controlar temperatura y el color, si hubiera lesión de la arteria, a parte de aumentar el hematoma, el extremo del miembro estará pálido y frío, se puede producir necrosis del miembro y se llegaría a necesitar la amputación.

Es una URGENCIA  

LUXACIONES y ESGUINCES

Son lesiones de "partes blandas" del aparato locomotor: son los ligamentos y los tendones los que sufren las consecuencias.

Normalmente por estiramientos mas allá de su límite, malas posiciones (torceduras), contusiones tangenciales... hacen que estas estructuras elásticas, den de sí más de lo debido, y el hueso que debían mantener en su sitio se salga de el, o bien que se desgarren o se rompan.

Tampoco es infrecuente que una luxación se acompañe de fractura ósea.

Reconocer cuando se trata de una cosa o de otra depende ya de la pericia que tengáis, para valorar la deformidad, el dolor, palpar la rotura del ligamento, o del hueso.

En todo caso limitaros a inmovilizar, si solo apreciáis el esguince, llegará con una simple venda elástica, pero contad siempre con que va a ser difícil moverse, sobre todo si afecta a un pie.

Si tras un vendaje de inmovilización, o de cualquier otro tipo, vieseis los dedos de color obscuro, azulado, es que está comprimiendo mas de la cuenta y no deja paso a la sangre, tened en cuenta que el vendaje que pusisteis correctamente, puede comprimir porque han aumentado la inflamación y el hematoma, bastará con aflojar el vendaje para evitar las lesiones mas adelante, pero que no se os pase; de todas formas el herido os lo dirá.  Si es que está consciente!.

Otras contusiones en partes blandas son las que afectan al abdomen.

Valorar mucho la posible trascendencia, porque no veréis la lesión que pueda haber dentro: roturas y desgarros de órganos abdominales son francamente serias y requieren la evacuación urgente a un Hospital; normalmente no suelen tener trascendencia estos golpes, pero no os fiéis.

PARTES BLANDAS

Con más frecuencia veréis contusiones de partes blandas, músculos esencialmente, pueden ser dolorosas, y hasta puede llegar a desgarrarse el sí el golpe o la tracción son suficientemente grandes.

En todos estos casos os encontraréis con el Hematoma, es el derrame de sangre producido por la lesión que corresponda, y con la inflamación, que es la respuesta de protección del organismo.

El hematoma será importante, pero en los primeros momentos se podrá palpar la rotura. El tratamiento es el mismo, quitar el dolor e inmovilizar. Aquí, si hay rotura, habrá que evacuar para recomposición quirúrgica de la lesión.

Normalmente el hematoma no tendrá trascendencia alguna, salvo lo aparatoso, pero en determinadas fracturas de huesos largos, en piernas, caderas... puede llegar a juntarse una pérdida de 1-2 litros e incluso mas, eso ya supone un serio contratiempo y puede requerir incluso reposición mediante transfusiones.

Cuidad siempre de aseguraros de que la sensibilidad de la parte mas distal y su movilidad, están conservadas, si no lo están, habrá lesión del nervio, y aumenta la urgencia de la evacuación. Lo mismo en las hemorragias.

LESIONES DE COLUMNA:

La Columna Vertebral es una sucesión de huesos planos, apilados, muy bien ensamblados entre si por ligamentos y articulaciones, pero una contusión transversal a su eje, o una rotación o torsión excesivas, pueden llegar a alterar su estabilidad, un golpe longitudinal, puede llegar a aplastar alguna Vértebra.

Son lesiones siempre muy graves, porque entre una y otra de ellas es por donde salen los nervios motores y sensitivos, y se pueden dañar irreversiblemente, dejando al paciente en una silla de ruedas de por vida.

La manipulación incorrecta del paciente las agrava hasta límites inimaginables, lo que nos hace exigir el máximo cuidado cuando un golpe nos permita sospechar una lesión de éste tipo.

Primero habrá que valorar la consciencia del accidentado, si no la hay, mas a favor del cuidado que debemos tener, si la hay, confirmar la movilidad de las cuatro extremidades, teniendo en cuenta que alguna puede no moverse por alguna lesión propia, valorar la movilidad de los dedos, y la sensibilidad, si el enfermo nota si le tocáis o no.

Ante cualquier duda, temeros lo peor y nunca haréis una barbaridad.

Cuanto mas alta se la lesión, mayor riesgo habrá, es decir, una lesión baja, puede comprometer la movilidad y la sensibilidad de las piernas, pero una lesión en cuello, puede comprometer la vida, porque muy cerca nacen las vías nerviosas que se encargan de funciones vitales.

Así que ya sabéis donde hay que extremar los cuidados más aún. Por suerte el cuello no resulta mas fácil de inmovilizar, con un simple collarín, que todo botiquín debiera tener.

Para movilizar a éstos heridos, hacen falta tres, o mejor cuatro personas ( 8 manos y 1 cabeza) que a la orden del mas experto realicen los movimientos precisos: uno en la cabeza, y traccionando de ella, otro en los pies, también traccionando, suavemente, no lo descuarticéis!, y los otros dos, sujetando el tronco por debajo lo mas recto posible.

No es fácil, debéis practicarlo.

TORÁCICOS:

La contusión torácica suele pararse con las costillas, que se pueden romper, pero suelen proteger los órganos internos: pulmón y corazón.

Pero puede ocurrir que una costilla rota, además, "pinche" en el pulmón, con lo que se agrava el daño, o bien que la contusión sea tal que dañe realmente en el interior: puede haber contusión, o en casos extremos, desgarros.

Las costillas rotas tienen poco que hacer. Suele bastar el reposo, no precisan escayola, ni aún vendaje como antes se hacía; analgésicos para el dolor.

Las lesiones internas son mas graves.

Si en el esputo apareciese sangre, seria señal de daño en el pulmón, o una muy importante disminución de la capacidad para respirar que no se pasa en poco tiempo que nos indicaría una rotura de las capas que protegen el pulmón (Pleuras), entrada de aire en ellas, o de sangre, y disminución del volumen del pulmón en sí. Reposo, analgesia y Evacuación. Si la lesión afectase al corazón, no hace falta decir la gravedad del tema. 

GOLPE DE CALOR:

Si el frío en exceso es coas muy mala, el calor en exceso también lo es.

El primer efecto del calor es la sudoración.

Perdemos mucho líquido con el sudor si el calor aprieta de verdad, pero no solo líquidos, también sales (Sodio, Potasio, Cloro, y otras) que son imprescindibles para que funcionen otros órganos: el corazón, el riñón... Si disminuye el volumen de líquidos, disminuye el de la sangre (hipovolemia), y faltará allí donde mas falta hace, en el cerebro,  la tensión arterial bajará de forma importante y se producirán mareos. son los efectos de la DESHIDRATACION, que podremos solucionar, a parte de estando en un lugar fresco, bebiendo abundantes líquidos, con una pizca de sal común si no hay otra cosa, o con alimentos salados.

Pero es que además, el organismo vivo tiene sus límites de tolerancia a las temperaturas, así como por debajo de una determinada no se puede vivir, tampoco por encima de otra.

Y sin llegar a esos límites, antes de alcanzarlos, se deteriora.

El cerebro en concreto es muy sensible a los excesos, por eso se delira cuando sube demasiado la fiebre.

Entonces viene lo que llamamos "Golpe de Calor", que empieza por quedarnos fríos (hipotensión, hipovolemia), con sudoración abundante, cierto grado de estupor (atontamiento), delirio, y si no se corrige, puede llegar a fallecer. Hay que trasladar al afectado a sitio fresco, a la sombra, sin que se constipe, y darle abundantes líquidos, aquí si con SALES y hacerle perder calor, quitarle ropa, ponerle paños fríos, sobre todo en la cabeza. Si tuviese vómitos, no es de extrañar por afectación cerebral, meterlo en el agua directamente.

En casos extremos se requieren sueros intravenosos, pero eso queda fuera de vuestro alcance, evidentemente, Evacuarlo.

HERIDAS:

Técnicamente llamamos herida a toda solución de continuidad de la piel o las mucosas. De ahí en adelante, lo que sea: mas o menos profunda, extensa, mas o menos lesiva.

En todo caso no deja de ser una rotura de los sistemas que nos protegen del exterior.

Toda herida suficientemente seria necesitará cobertura antibiótica generalmente por vía oral, que será el médico quien la prescriba.

También, y aunque se esté vacunado contra TÉTANOS, (ojo los mayores, hace mucho que no se han puesto una dosis de recuerdo y pueden estar descubiertos) es conveniente en el ambiente en que nos movemos una dosis de GAMMA GLOBULINA ANTITETÁNICA, no es vacuna y no protegerá mas que los días iniciales, cuando se puede desarrollar la enfermedad.

ABRASIONES:

Son lesiones muy superficiales, no profundizan mas de 0,5 mm, pero es en ese espesor donde se encuentran la mayoría de las terminaciones nerviosas sensitivas, así que duelen mucho.

Suelen ser extensas, por lo que se pierde algo de suero en exudado, y es una gran puerta de infecciones.

El tratamiento es esencialmente desinfección, limpieza de restos de tierra... que puedan quedar (agua y jabón, BETADINE).

Cubrir con un apósito para que nada le roce -que duele- y alguna pomada del tipo de la DERMISONE TRIANTIBIOTICA, o similar, entre otras cosas para que no se pegue al apósito. En todo caso lo mejor es el aire libre y el sol en cuanto se pueda.

CORTANTES

Son heridas de bordes limpios, no macerado, no suelen presentar cuerpos extraños en su interior, pero pueden ser muy profundas, y afectar a estructuras internas: vasos, nervios, tendones, músculo...

Pueden sangrar abundantemente, arteria si sale mas roja y como a chorritos intermitentes (siguen los latidos del corazón), venosa si sale de forma continua y como mas obscura. Una hemorragia, generalmente se puede controlar por compresión sobre la herida, en 5-10 minutos de presión, suele dejar de sangrar casi todo, si no fuese así, habrá que hacer un garrote. Una vez que haya dejado de sangrar, se aproximan los bordes con unas tiras finas de esparadrapo a modo de puntos, y si es suficiente mente grande, se evacua para sutura quirúrgica en condiciones. Se cubre con un apósito con BETADINE, p.ej. y si hace falta, se venda.

Si afecta a dedos, manos... habrá que valorar si hubo lesión de Las estructuras internas: comprobar la sensibilidad y movilidad de los dedos, y por supuesto el riego sanguíneo de la parte distal; cualquier sospecha de que no todo es correcto, requiere la evacuación para su exploración quirúrgica y recomposición que precise.

PROFUNDAS:

Vamos a llamar profundas o penetrantes, a las heridas que alcanzan hueso o abren cavidades como el abdomen o el tórax.

Las que llegan hasta hueso, tanto cortantes, punzantes, desgarros... lo habrán dañado también, por tanto son graves, cubrirla herida tras desinfectar, y evacuar; siempre requerirán sutura quirúrgica.

Las que abren cavidades, tanto en Abdomen como en Tórax, escapan  completamente a vuestras capacidades, son de EVACUACIÓN URGENTE. En esos casos la infección está garantizada y el daño a órganos internos, casi también; lo mismo, desinfección de la superficie, apósito y ambulancia.  

PUNZANTES

Son las producidas por un instrumento largo, estrecho, mas o menos afilado: astillas, ramas, navajas... Suelen ser profundas, de boca estrecha, lo que dificulta su exploración, saber a qué ha dañado por ahí dentro, y si el punzón es una astilla o similar, es casi seguro que habrán dejado cuerpos extraños dentro.

Seguramente deberán ser examinadas por un Médico con material adecuado. Si sangran, compresión y/o garrote, en todo caso desinfección y apósito,..... y que las vea al médico.

CONTUSAS

Son las que se producen por desgarro de la piel por una superficie roma (y romo puede significar el pico de una alcotana, no solo el martillo) Los tejidos estarán mucho mas dañados (macerados) porque la energía del impacto ha de ser mayor para llegar a romper la piel.

Son profundas a veces, y afectan a partes duras que haya debajo: sin ser una fractura abierta, puede producir fractura debajo de la herida, salga el hueso al exterior, o no.

Además pueden ser anfractuosas, es decir, con varios recorridos internos (por estallido), con esfacelos (trozos de tejido prácticamente muerto, o irrecuperable), luego alto riesgo de infección. El tratamiento es de cura con apósito, desinfección muy frecuente y a ser posible con agua oxigenada, y antibióticos.

MAREOS:

La sensación de mareo es bien desagradable para quien la sufre.

Generalmente obedecen a alteraciones del órgano del equilibrio y a la  integración de sus señales con las procedentes de otros sentidos.

Los más comunes que veáis serán los debidos a los viajes.

Habitualmente el niño sabrá que se marea en el coche y lo dirá.

El tratamiento es preventivo esencialmente: BIODRAMINA 1 cp. ½ hora antes de salir de viaje. Si se presenta, dejarle vomitar a gusto, y que descanse. Ponerle a la cabecera del coche. Si fuesen persistentes, no cedieran... deberá verlo el Médico, puede haber otras cosas detrás

EPILEPSIA:

Las Crisis Epilépticas son cuadros generalmente aparatosos, que empiezan con caída al suelo y convulsiones, emisión de saliva espumosa por boca y relajación de esfínteres, en su forma mas "florida", pueden pasar por una situación de mero despiste, "desorientación temporo-espacial" sin mas.

Generalmente vienen precedidas de "aura", es decir, el paciente es consciente de que le va a ocurrir. No os dejéis impresionar por lo aparatoso del cuadro, limitaros a controlar al enfermo mientras le dura la crisis. Evitad que se muerda, metiéndole un pañuelo en la boca (pero que tampoco os muerda a vosotros), y dejarle después, que dormirá. Si no conocía su enfermedad, habrá que ponerlo en manos de un neurólogo al regreso.

Si tenéis algún Scout con el diagnóstico hecho, ya sabe la importancia de tomar su medicación, y como hacerlo, que os lo comunique y ved que siga el tratamiento, es la mejor forma de evitarle el desagradable episodio.

LIPOTIMIAS:

La lipotimia esencialmente es el efecto de una falta de riego en el cerebro, sea por la causa que sea, o teniendo escasa importancia la meramente nerviosa, el calor, el mal llamado "corte de digestión", y otras diversas tanto mas graves, que pocas veces veréis. Esencialmente, mareo y caída al suelo, con o sin pérdida de conocimiento, posiblemente vómitos.

No suelen tener mayor importancia. y suele bastar con colocar al accidentado con los pies elevados (para favorecer el riego cerebral)[Trendelemburg] y en todo caso dar líquidos después, si no hay vómitos; si los hay, colocad la cabeza de costado, para que el vómito pueda salir, y no se lo trague, si fuese a parar el pulmón, crearía una complicación grave.

OJOS, NARIZ, Y OÍDOS:

El ojo es órgano delicado, y puede presentar diversas lesiones: El Cuerpo Extraño, mota de lo que sea (tierra, paja, bicho...) que se mete dentro de el, debajo de un párpado, y molesta bastante, es la mas común de las agresiones que sufre. Levantando los párpados, se suele ver la mota, y con la punta de una gasita, mojada en agua hervida, se puede -muy suavemente- irla empujando hacia fuera; a veces será necesario dejar caer unas gotas de agua hervida, o manzanilla, para "lavar" el ojo y que escurra la mota. Si no sale, no insistáis en ello, tendrá que quitarlo el Médico o incluso el Oftalmólogo con medios especiales. También podréis encontraros la no menos famosa "conjuntivitis", irritación de la conjuntiva por cualquier causa, un Cuerpo extraño, alergia, la habitual compañera en el campo y suciedad, en las manos con que se restriega uno los ojos...

Es molesta, produce dolor con sensación de pinchazo, y fotofobia (molesta la luz), secreción mas o menos purulenta (legañas),... Vale el lavar el ojo con infusión de manzanilla, pero posiblemente requiera algún colirio,  que tendréis que buscar en la Farmacia mas cercana, los demás dejarlos para el Médico. Será difícil que veáis otras enfermedades en los ojos. En OÍDO todos somos muy reacios a meter cualquier líquido sin conocer el estado del Tímpano, membrana que hay al fondo, porque si no está entero, si hay alguna perforación, se puede complicar cuando ese liquido pase al oído medio y al interno, y buscar una infección de mucho cuidado.

No obstante, hay veces que no queda mas remedio: No es descabellado pensar en lo que ocurre si un bichejo se te mete en el oído, nervios aparte y pone muy nervioso, el riesgo de una picadura en el conducto auditivo externo, que además de doler mucho producirá una inflamación enorme, y ocluirá el conducto.

Solución: dos gotitas de aceite si lo tenéis, para matar al bicho, y jeringazo de agua con una jeringuilla, y si no sale, al médico.

Otra de las lesiones que podréis ver, sobre todo en los mas pequeños, es la temida OTITIS, con dolor intenso e incluso fiebre.

La Nariz, solo os dará la lata o porque algún pequeño se haya metido algo dentro, no intentéis sacárselo, acudid al médico, o por una hemorragia, espontánea, o por un traumatismo. En todo caso, la compresión adecuada será bastante para que cese la hemorragia como norma, si no deja de sangrar, habrá que hacer un taponamiento, pero si lo hacéis, hacedlo alto, hasta dentro, porque si solo taponáis el orificio de salida, no contendréis la hemorragia que irá para detrás y lo tragará. Tened en cuenta, una vez cese, la posibilidad de lesión de los huesos que dan estructura a la nariz.

PICADURAS

Por supuesto, dependerán del bicho. Las mas comunes, de avispas, tábanos, arañas, y aunque no sea bicho, las ortigas, será difícil que os den grandes problemas. Una pomada antihistamínica del tipo del POLARAMINE, solucionará las molestias. en casos excepcionales, se han descrito shocks anafilácticos, pero no es corriente, o ataques masivos de avispas, que requieren tratamiento general serio, EVACUAR.

Hay otros bichos, como víboras y escorpiones, abundantes en nuestros campos, que no suelen meterse con nosotros, al menos mientras nosotros no nos metamos con ellos, o al menos ellos lo crean así. Su picadura es mas seria, no suele ser mortal en estas tierras, pero si muy molestas y no está de mas un control Médico. Si se puede hacer lo habitual: Garrote por encima de la picadura, una pequeña incisión en el lugar, y chupar para extraer el veneno (en las películas es muy efectivo; en la realidad..), que no se absorbe por vía digestiva ni a través de la mucosa de la boca, de todas formas no se recomienda tragarlo. Por supuesto, EVACUAR.

QUEMADURAS

Son el efecto del calor sobre la piel. calor que puede ser producido por llama, líquidos hirviendo, por el sol, por rozamiento de una cuerda, o de una bota, por ácidos o álcalis... Toda quemadura presenta tres grados distintos, eritema: enrojecimiento sin mas, molesta y escuece (III grado); flíctenas: ampollas con su liquido seroso dentro, mas dolor y mas escozor (II grado); y escaras: la piel esta ya totalmente quemada, con herida y tejido muerto (necrosado): gran intensidad de dolor (I grado). Pero además de ésta clasificación, hay que considerar la cantidad de superficie afectada: a mayor extensión, mayor gravedad, de forma que se considera prácticamente imposible que sobreviva un quemado en mas del 50% de su cuerpo.

Las quemaduras por rozamiento, raramente pasarán de un 1-2%, pueden ser intensas, hasta flíctena o mas; las que veréis por fuego, norma mente, será difícil que comprometan mas allá de un dedo inhábilmente colocado encima del Buplay o del Lumo, pero con flíctenas e incluso escaras.

Las producidas por líquidos calientes, pueden tener una extensión mas considerable, pero será difícil que pasen del 20%, y ya es mucho, ¡Cuidado!, pero en general serán de baja intensidad y las zonas con flíctena serán escasas.

No creo que veáis muchas quemaduras por ácidos o álcalis, pero suelen tener las características de las producidas por líquidos hirviendo, en general; y las producidas por el sol, serán las mas extensas, pudiendo afectar a la práctica totalidad del cuerpo, habitualmente de tercer grado, pero con efectos incluso generales. El tratamiento será siempre similar: quitar el dolor, y evitar la infección.

En quemaduras pequeñas en extensión, incluso no habría que hacer nada; si es preciso, sea cual sea su tamaño, cubrirlas con LINITUL, o una gasa empapada en FURACIN (por cierto, éste además calma mucho el dolor) y si el dolor es intenso, analgésicos por vía oral.

Las flíctenas, ¡ni tocarlas! la integridad de la piel es la mejor protección contra la infección.

Lo malo son las ampollas de los pies-tiernos por bota dura, sobre todo si hay que seguir andando, aunque las abráis (que no lo aconsejo) dolerán, y además seguro que se infectan. En un primer momento, si podéis, todo lo que disminuya el calor viene bien, agua fría, alcohol... reducirá el efecto posterior de la quemadura.

Las quemaduras solares se alivian con productos AFTER-SUN, o con vinagre (!), pero lo mejor es prevenirlas moderando la exposición (una camiseta durante la marcha por mucho calor que haga, nunca está de mas) y usando algún filtro solar que nos proteja (la protección del filtro no alcanza mas allá de cuatro horas, y si nos bañamos, hasta ese momento: Habrá que darse mas) dependiendo del tipo de piel, el lugar en que estemos...

Si son suficientemente extensas, EVACUAR.

SHOCK:

El Shock es un cataclismo orgánico, sus causas pueden ser múltiples, falta de sangre (hipovolemia) por hemorragia masiva, pérdida masiva de líquidos por deshidratación, de origen neurológico (por contusión cráneo-encefálica), por dolor, tóxicos, ...

En general encontraréis un paciente que impresiona de gravedad, mas o menos estuporoso o inconsciente, frío, sudoroso, con la respiración acelerada (taquipnea), si pudieseis tomarle la Tensión arterial, estría bajísima, el pulso casi inapreciable.

Es un caso francamente grave, hay que reponer líquidos, pero por vena, evitar que se enfríe el paciente, y EVACUARLO URGENTEMENTE.